Translate / Traducir

15 feb. 2013

¿Problemas de Hígado?

Mis recomendaciones:

No consumas grasas ni aceites cocinados, calentados, y mucho menos aceites refinados o grasas hidrogenadas (de semillas, de palma, de girasol...). Sólo aceites de primera presión en frío, siempre consumiéndolos crudos, sirviéndolos en el plato. Las grasas cocinadas son muy perjudiciales para un hígado en mal estado, evítalas; esto incluye, no sólo todos los productos cárnicos cocinados o pasteurizados, también los frutos secos tostados o fritos.

Toma la fruta con el estómago vacío, el mejor momento es por la mañana (si cenaste pronto) o para almorzar.
Manten el tubo digestivo limpio, comiendo un plato de ensalada variada antes de cada comida, que contenga al menos hojas verdes y zanahoria rallada, y evita tomar carnes demasiado cocinadas y harinas refinadas. No tomes ningún tipo de postre tras las comidas, es mejor comer hasta saciarse que tomar postres azucarados o fruta después de una comida copiosa. Si algún día te apetece comer algo azucarado, como un pastel o helado, haz una comida a base de eso, en lugar de tomarlo de postre.

La peor manera de cocinar es utilizando el microondas, altera molecularmente demasiado los alimentos, ni tan siquiera lo utilices para descongelar o calentar agua. Y como decíamos antes, nada de frituras, reduce la comida a la plancha y al horno, y come mucha verdura en estofados, escaldada, al vapor o salteada.
Toma zumo natural de zanahoria, manzana y apio recién hecho, es muy depurativo, y ayuda a desinflamar el hígado.

Se sincero contigo mismo, y evita así la frustración. Permítete enfadarte, permítete llorar... pero si vuelcas tu frustración contra los demás, posiblemente te la devolverán redoblada, lo cual no mejorará tu propio enfado. Acepta tu propia responsabilidad, acepta tus sentimientos, vívelos hasta el límite y en soledad, y terminarán por disolverse. Tienes todo el derecho del mundo a estar enfadado, pero no a culpar a los demás de tus propias expectativas insatisfechas. ¡Supéralas, y adelante! Y muy importante, permítete reír, permítete gritar, cantar, hacer locuras. Permítete ser tú mismo.

- Miguel Ángel Galdón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario