Translate / Traducir

14 sept. 2013

SHAO YIN (C-R) Corazón y Riñón


El plano Shao Yin (pequeño Inn) representa el control del agua a través del fuego y viceversa, es decir, la regulación de la sangre en un sentido material, y la regulación del miedo  y la tristeza, en el aspecto emocional.
Como sabemos, el corazón se encarga de recibir y dar movimiento a la sangre venosa desprovista de oxígeno pero cargada de nutrientes, enviarla a los pulmones para oxigenarla, impuslándola y distribuyéndola después por todo el organismo.
El riñón, además de contribuir en la producción de glóbulos rojos a través de la eritropoyetina, contribuye en el control de la sangre segregando renina cuando hay bajo flujo plasmático, generando potentes vasoconstricciones periféricas, para aumentar la presión arterial.
Diferentes estudios médicos han demostrado que las personas con insuficiencia renal, tienen más posibilidades de sufrir problemas cardíacos, y del mismo modo, quienes padecen de enfermedades del corazón, tienen más posibilidades de contraer patologías renales.
Cuando consultamos en diferentes libros de medicina tradicional oriental, las indicaciones de los puntos del canal de Riñones, nos encontramos que la mayoría están relacionadas con el sistema sanguíneo y la producción de la sangre, las funciones sexuales, y las alteraciones de la emotividad (más concretamente con el miedo y la ansiedad).
Como sabemos, la producción y segregación de adrenalina de las glándulas suprarrenales es la que regula el miedo. Así que, se fácil deducir, que el canal de riñón es el encargado de controlar y regular las funciones de las glándulas suprarrenales.
Por otro lado, el corazón, para la tradición oriental, es el centro de recepción de todas las emociones generadas por y en el resto de los órganos. Esta energía llamada Shen (espíritu o ánima) por la tradición, es enviada despues al cerebro para ser almacenada y conformar los recuerdos o experiencia de vida.
Así pues, se puede recurrir a puntos del plano Shao Yin en tonificación en patologías de tipo insuficiencia: baja producción de glóbulos rojos, pulso débil y filiforme, hipoxia, o tristeza. Y del mismo modo, lo emplearemos en suave dispersión en patologías del tipo exceso: pulso fuerte y amplio, excitación, nerviosismo, ansiedad, ataques de pánico, o miedo crónico.

Miguel Ángel Galdón.
Shao Shang.

No hay comentarios:

Publicar un comentario