Translate / Traducir

13 oct. 2013

EL FUEGO COMO ELEMENTO CENTRAL

La teoría médica oriental, al menos la parte que nos ha llegado hasta hoy, sitúa al elemento Tierra como eje central de los cinco elementos. Pero desde mi punto de vista, el elemento tierra no parece tener tantas propiedades de centro como lo tiene el fuego. Además, a pesar de las contradicciones, en la tradición oriental el elemento fuego está situado entre los cuatro restantes elementos, con el agua y la madera ante sí, y la tierra y el metal tras del mismo.
A través de miles de años, y desde que los seres humanos aprendieron a "controlar" el fuego, las hogueras han sido, para muchas culturas, el lugar en torno al cual realizar sus rituales, celebraciones, o, simplemente, sentarse a dialogar.
A nivel macrocósmico, son las estrellas (los núcleos ígneos generadores de luz y calor) las que se encuentran en el centro de los sistemas estelares, con los planetas orbitando a su alrededor.


Desde el prisma energético, en la tradición médica oriental, corazón e intestino delgado son los zang-fu pertenecientes a dicho elemento. El corazón es el centro de recepción y bombeo de la sangre de todo el cuerpo, y el intestino delgado, que se encuentra justo entre el estómago y el intestino grueso, la entraña central del tracto digestivo.
Pero si hilamos aún más fino, podríamos asegurar que el Fuego Imperial (corazón e intestino delgado) encierra dentro de sí, al centro de los centros, es decir, el Fuego Ministerial; meridianos San Jiao y Xin Bao. Curiosamente, estos dos canales, recorren la línea media de la cara externa e interna de los brazos. Además, anatómicamente, la puerta de entrada al sistema linfático se encuentra en los quilíferos del intestino delgado, y su puerta de salida da al corazón, ya que la linfa se vierte y mezcla con la sangre en las venas subclavias izquierda y derecha. También la glándula Timo, "órgano" al que rige el canal Xin Bao, se encuentra justo en el centro del pecho, así como su punto Mo,17RM Shan Zong.

-Miguel Ángel Galdón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario