Translate / Traducir

8 ago. 2014

Canales Inn y canales Yang

En la mayoría de los libros que he leído o consultado, e incluso en las clases que recibí cuando cursaba MTC, se les da mayor importancia a los órganos Inn que a las entrañas Yang. Pero en la práctica clínica, generalmente, son más empleados los canales Yang que los Inn. Los motivos son más que evidentes: los canales Yang se encargan tanto de impedir la entrada de los factores patógenos exógenos, como de eliminar los factores endógenos (residuos del metabolismo celular).
Los canales Yang de estómago, intestino delgado, e intestino grueso, evitan el paso de las energías extrañas (virus, bacterias, macromoléculas, hongos, etc.) al interior del organismo, ya que las entrañas a las que corresponden dan al exterior desde el interior del cuerpo. Se emplean sobre todo en patologías del tipo infeccioso o viral, y también en las patologías ligadas a las energías perversas (climatológicas).
Los canales Yang de vesícula biliar y vejiga se encargan principalmente de la eliminación de sustancias perjudiciales para el organismo, tanto las endógenas: ácidos grasos, el ácido úrico, y ciertas hormonas; como las exógenas: fármacos, alcohol, y otros químicos; así como de regular el exceso de ciertos elementos en sangre, como la glucosa, las sales minerales, o los electrólitos, entre otros.
El canal del pulmón es un canal Inn (yin), aunque los pulmones son órganos que tienen propiedades y cumplen funciones del tipo Yang, ya que se encargan de la absorción del oxígeno y de la expulsión del dióxido de carbono. El canal de P se emplea también para evitar el paso de energías patógenas exógenas, tanto las perversas como las extrañas, y también de su eliminación.


Los canales Yin se encargan principalmente de las funciones de producción, así como del almacenaje y distribución de ciertas sustancias elementales: los canales Yin de riñones, hígado y páncreas, se emplean sobre todo para la producción, almacenaje y distribución esencias vitales. Aunque algunos canales Yang son también de vital importancia en este aspecto, ya que ID e IG se encargan de la absorción de la esencia de los alimentos, conformando la base líquida y nutritiva de la sangre.
Todo apunta a que el canal Xin Bao rige a la glándula timo, centro energético, emocional e inmunológico, que produce los linfocitos T, encargados de la inmunidad celular, y contribuyen a fortalecer la barrera defensiva de E, P, ID e IG.
El San Jiao es un canal Yang, y se encarga tanto de impedir el paso de patógenos exógenos al interior del organismo, como de eliminarlos. Y del mismo modo que ocurre con el canal de Pulmón, pero en sentido inverso, SJ es el canal con propiedades más Inn de los canales Yang: rige al órgano bazo y los ganglios linfáticos, por lo tanto tiene también la función de almacenar la sangre, así como contribuir a su limpieza y renovación.

La tradición médica oriental llama a las patologías de tipo Yang, patologías de exceso, ya que se producen por un cúmulo excesivo del factor patógeno, y a las de tipo Inn, patologías por deficiencia, es decir, que se producen por insuficiencia de los factores anti-patógenos.
Por todo esto, y de manera general, las patologías del tipo Inn-deficiencia están más vinculadas a los canales Inn, ya que almacenan, producen y distribuyen sustancias vitales; y las patologías del tipo Yang-exceso, están más ligadas a los canales Yang, ya que eliminan e impiden el paso de los factores patógenos.

- Miguel Ángel Galdón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario